¡Malditos punks! ¡Fuera de mi revolución!

abril 24, 2007
Es hilarante sustituir mentalmente “Twitter” por “blog” en este post de Technorantes y en los comentarios: “Yo esto no lo entiendo”, “Es una moda pasajera”, “Pues menuda tontería”, “¿Y para qué va a querer nadie escribir sobre ..?”, “¿Y para que va querer nadie leer sobre ..?” Si te reías cuando lo decían los directores de los periódicos sobre los bloggers, perderás el control de tus esfínteres cuando leas a los bloggers decirlo sobre Los Otros.

Ev, nosotros recibimos las escrituras del blogging y nos convertimos en tu pueblo elegido. ¿Por qué nos abandonas ahora? ¿En qué te hemos ofendido?

Los jóvenes matan a sus padres, para convertirse en ellos y enfrentarse a continuación a sus propios hijos. “Critica a tus padres hasta que puedas criticar a tus hijos”. Es el patrón de diseño más viejo del mundo (el segundo, en realidad) Los antiguos jovenzuelos revolucionarios se han comprado casa y se han hipotecado. Tienen su .com, su pagerank y hasta su Askimet sobre la chimenea. Y llega la hora de empezar a quejarse de sus hijos, que escuchan música rara y utilizan extraña jerigonza. “¿Qué tontería es esa de twittear? En esta casa solo se bloguea, de toda la vida.”

Francamente, el interés de los blogs murió cuando se escribió el primer libro sobre el interés de los blogs, cuando los implantó el primer periódico, cuando celebramos la primera conferencia esponsorizada por la empresa con los mejores coolhunters, cuando Forrester Research los recomendó a mi empresa como la forma más sincera de fingir honestidad.

Esperemos el primer “marketing research” sobre Twitter y mientras tanto divirtámonos. En 140 carácteres o menos.

Submitted by mort on 12 February, 2007 – 16:34.