Te lo digo a la cara

abril 5, 2008
Timbiriche-Con Todos Menos Conmigo
by frankbonilla

Love song for no one

mayo 10, 2007

Bar Lobby (C/Begoña, Xixón)

El lápiz de los próximos años será la cámara; la ortografía, el lenguaje audiovisual; el resto ya es historia. Todo lo que requiera más pasos que darle al “Play”, quedará relegado sólo para los muy interesados. El mismo episodio que evoqué anteayer, se cuenta en apenas un minuto de video: rápido, fresco, usar y tirar. ¿Acaso no es eso un microformato también?. Venir ahora anunciando el despegue del formato blog es entonar un canto del cisne a la desesperada, como el del faraón en los 10 Mandamientos, al ver que el mar con toda la inmensidad de sus aguas venía hacia ellos con inusitada potencia y se les echaba encima. Una mujer desesperada olvida que no tengo estudios, difícilmente se puede ser autor de historias inventadas. Es la propia vida, si lo escribo con tanto detalle es porque me ha ocurrido, por eso tengo un blog personal. ¿Y el texto precedente?, pues mira, sonrojo les tendría que dar a algunos que hasta el menos importante de los bloggers (osea yo), comprende que los tiempos están cambiando, aunque ellos se empeñan en no darse cuenta: no conciben un futuro si en él, ellos no son los protagonistas.

Una mujer desesperada cuenta ahora con la inestimable ayuda de cuantos acuden a los People&blogs. No necesitas ya creerme, esas personas te confirmarán que mi intelecto es tan corto como mi conversación; mis aspiraciones tan bajas como mi estatura, escribo lo que he vivido, las huellas que la fragua de los acontecimientos y la firmeza del martillo del desamor dejaron en el yunque en que me he convertido. Pero creo en el Amor, quizá por eso siempre sonrío. Katsumoto & Koyuki debiera pensar en el amor también: hay tantas cosas que existen aunque no se vean. Tú juegas con la ventaja de ser joven, tu desamor es transitorio, en cambio el mío lo es a cadena perpetua; no seas tonto y aprovecha o acabarás no teniendo más conversación que los blogs (qué borde que salí de las jornadas de ayer :D). Katsumoto & Koyuki, contra toda esperanza sigo esperando un mail comunicándome que mi soledad se ha acabado; unas palabras al oído, que suenen a algo así como un “te quiero”; una mano que a diferencia de todas las manos, tome mi mano con ternura; un abrazo de esos que te anuncian que por mal que vayan las cosas, siempre estará a tu lado para protegerte de toda amargura. Ese dia cerraré el blog, ¡por fín!, daré de baja mi conexión a internet, lanzaré el ordenador por la ventana, y este tiempo quedará como una inolvidable soledad, unforgettable solitude.

Pinchar en la beta para Slog