El corazón primero, internet después.

Nos estuvimos bañando hasta las seis de la tarde, e iniciamos el regreso. A las dos horas hicimos una parada técnica en el área de La Ribera y al incorporarnos a la autopista… atasco. Pronto se corrió la voz de que se trataba de un accidente y que había un caos de gente en la calzada y con niños. Quedé asombrado de la serenidad de la pequeña en las dos horas y media que duró la parada. Ya antes me había sentido orgulloso de una frase suya: “A mí no me gustaría estar como esos niños y que la gente twitteara de mí”. Al oscurecer bajamos un rato del coche para dar un paseo corto; le dí las gracias porque estaba mostrando una paciencia “impropia de una niña de tu edad”, le dije. Ella me respondió: “No me gusta estar aquí esperando tanto rato, pero lo importante es que no haya heridos”.

Esta mañana ha roto a llorar cuando se ha enterado que un niño de tres años había muerto en aquel accidente: “¡Entonces para qué me porté bien!”.

Anuncios

4 Responses to El corazón primero, internet después.

  1. iralow dice:

    …jo…parece que últimamente no hay palabras para tus escritos…es dificil opinar cuando se trata de los peques de la casa…

    besotes con tiritas

  2. johnymepeino dice:

    Ellas son mi feed de noticias Iralow 🙂

  3. iralow dice:

    …hermoso…y aterrador!!! las noticias de las 3 explicadas por la lógica aplastante de un niño…

    besotes johnny el despeinado

  4. johnymepeino dice:

    No, johny el que ni se peina (el orígen del nick pocos lo saben, conste)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: