Un Horno – Un Estanco

Germán le había dicho muchas veces: “Si piensas bien, siempre acertarás”. Parecía algo de perogrullo. A los estudiantes siempre se les advierte, a la hora de realizar un exámen de matemáticas, que mediten bien las preguntas antes de escribir una respuesta. PUES NO, desde niños se nos inculca el refrán: “Piensa mal y acertarás”, lo que nos condena al irremisible fracaso. Postulaba Germán: “Piensa bien y acertarás. Sólo que pensar bien, exige incluir una variable: qué hijo de mala madre puede llegar a ser la persona sobre la que tengo que bien-pensar”. Típico de Germán. Núria había conseguido quitarle el vicio de decir palabrotas pero, obviamente, no el de pensar. Aquella noche antes de entrar en el portal de su casa, Nuria lo iba a experimentar. Primero pasó por la pastelería de su calle para comprar una empanadilla y algo de pan, estaban a punto de cerrar. “Le pongo ésta que es más pequeña ¿verdad?”, dijo con exagerada amabilidad. Fueron las primeras palabras de aquella dependienta de bastante edad, con delantal blanco y peto de puntilla que destaca impoluto sobre un jersey negro de manga larga, que hablaba de su viudedad. “Ah bueno, no se preocupe, eso da igual” respondió Nuria mientras buscaba un billete de cinco euros en su monedero. Entre las cortinillas del horno asomó el hijo de la pastelera, la miró con desprecio y cuando Nuria reparó en su presencia, él sostuvo la mirada de asco. “Las pequeñitas están más blandas”. Incorporada sobre el expositor y con ambas manos cogiendo la bandeja de empanadillas, alzó la mirada buscando el rostro de Nuria: “Esta es la más tierna, así le gustará más”. El hijo de la pastelera sonrió maliciosamente. “¿Cuánto es?”, preguntó Nuria. “Seis euros. Es que acabo de subir los precios ¿sabe?”. Aquella mujer acompañaba ahora a su hijo con aquella sonrisa de maldad. ¡Ay!, Nuria, Nuria… piensa bien y acertarás. Quedó extrañada del sablazo de 6 euros pero, pero no pensó nada más, era la primera vez que se sentía incómoda en su pastelería de siempre. Cansancio, se dijo; eso era todo.

“Un Marlboro light por favor”, le dijo al estanquero. Era un hombre menudo, escuálido, amigo de la discusión, un incordio hasta incomodar a la clientela del barrio. En cambio aquella noche guardaba silencio. Se la quedó mirando de arriba a abajo y la boca que había junto a su caliqueño encendido (en ningún caso al revés) vomitó: “Fumar es malo, ¿No ha oído que el tabaco es malo para los niños?”. Tomó una cajetilla de Marlboro de 10 cigarrillos y lo dejó caer con pocas ganas en el cajón bajo el cristal de seguridad. Nuria creyó que el tipo se había equivocado: “No, de estos no; quiero el normal, el de 20 cigarillos”. “Ah, Pensaba que a usted le gustaban los pequeños”, se regodeó en cada silaba el estanquero. Nuria a duras penas acertó a encontrar las monedas. Las dejó en la bandeja corredera de aluminio y no dijo ni adiós. El hombre que hacía cola tras ella exclamó: “Hay que joderse Braulio,, semental a malnacida, polla perdida”. Y estallaron en carcajadas que ella aún pudo escuchar, destrozada, desde la oscuridad de aquellas aceras. Pensaba en Germán, y en su variable: “qué hijos de mala madre, eran las personas que acababa de dejar atrás”.

escriba en blanco, no le denunciarán

Anuncios

7 Responses to Un Horno – Un Estanco

  1. Luis Amezaga dice:

    Nada, ni pensando bien acertamos.

  2. Maik Pimienta dice:

    Es que la inocencia no vende Johny, y los españoles somos bastante hijos de puta. Vaya idiosincrasia bendita de este páis -país ¿no?-. Un abrazo amigo.

  3. Pcbcarp dice:

    Lo que digo: menos pensar y una buena hostia a tiempo arreglarían un montón de cosas.

  4. Lo mejor es no pensar 🙂

    En respuesta a sus puntos:

    a) Yo no le niego el pan ni el saludo a nadie!

    b) No conozco a penas a gente de burjassot. Vivo allí pero rodeado de gente “extranjera”, como yo.

    c) Hay bloggers en burjassot? Quiero nombres, porque no me lo creo!

    d) Dónde he dicho yo que no acepte a mi compi trans???? Eso lo has deducido tú, querido Johnny! Además, no es trans, es sólo un chico con cara de chica y modales de macho.

    e) Dónde vives tú? Paterna??? Seremos vecinos de la línea 1, claro

    🙂

    Besos.

  5. johnymepeino dice:

    El problema Don Luis es que no empleamos la Simple Lógica: ella nos dispone al acierto. Querido Maik , si conferimos valor de primordial sólo a lo que vende, bueno, para qué te voy a contar: así va el mundo. ¿Vende la poesía?. Tampoco. En cambio, ¡Nos es tan necesaria!. PcbCarp pero es que entonces le acusarán de malos tratos. Nada, que no hay caso 🙂
    PQVAV: (A) era broma a tu broma (B) pues invítame a café en Los Silos (C) ¿Han de ser de tu calle o te valen los que cogen tu mismo metro? ¬¬ . Incluso Videobloggers Hay más, muchos más. Ánimo, soy fácil de comprar XD . A la cuestión (D) “por la actitud tan hipermasculina que tiene”, a eso lo llamo yo acusarle de Heterosexual XDDD (E) Sí claro, vecinos… de blog &(òó)%

  6. humo dice:

    Qué historia más chunga, ¿no?
    De cualquier manera, hay que pensar bien o mal sólo después de tener suficientes datos; de primeras dadas, lo mejor es observar.

  7. johnymepeino dice:

    ¿Chungo dices,Humo?, pordiosss si esto no ha hecho más que empezar.
    Eso sí, no olvides que siempre han dicho que en realidad los video-juegos son personas de verdad cuyos destinos manejamos o decidimos conforme apretemos el Joystick o el teclado… O_O

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: