La Chumbera

Un motivo de diversión era coger higos de las innumerables chumberas que cubrían todos los espacios vacíos, creciendo en impensables escenarios sin un pasadizo de tierra. Pero, ¡Ay!, los higos chumberos tan abundantes con el color amoratado de la sangre, tenían la temible defensa de infinidad de imperceptibles púas, que hacían odiar haber tenido el caprichito de probar una carne dulce sembrada de innumerables piñoncitos. Algunos enamorados que querían obsequiar a sus parejas a quienes pretendían, cogían heroicamente los higos chumbos y los más bravucones hasta los pelaban, con la consecuencia de pasar una noche de insoportable desesperación quemuchas veces acababa por hacerles odiar aquella por quien creían morir de amor y a la que ahora responsbale hacían injustamente de los picores que no les dejaba cerrar los ojos.

Lo siento, hoy me he levantado muy tarde. Glups! . A ver si finalizo los recuerdos de aquella época que el otoño se me echa encima. Ayer actualicé Zhuque, que será un blog de actualidad y política.

Guerra con China: Falun Gong

Guerra con China: Dafur

Anuncios

One Response to La Chumbera

  1. Casshern25 dice:

    Los higos o en valenciano: les figues (tendres) traen desde los tiempos de los tiempos al hombre de cabeza.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: