La posta del Ximo

Los primeros días de julio cuando cerraban la escuela y venía el calor, era hora de irse a Cullera. El bisabuelo era de Cullera, este dato marcó al nieto, mi abuelo. La añoranza de los dias de la infancia hizo que se construyera una caseta cerca del mar, en aquellos años se consideraba una locura, porque todo el mundo sabía que el mar en invierno la destruiría. Tan sólo una posta, la del Ximo, había osado construir a trescientos metros de la orilla y no a ciento cincuenta como quería hacer mi abuelo. Aquella senda con el tiempo habría de transformarse en una avenida amplia por un alcalde del “Partido del progreso”, deslumbrado por el ejemplo de Barcelona. El amor de mi abuelo por Cullera lo convirtió en entusiasta proselitista de aquella zona que entonces estaba desierta, asta conseguir que le siguieran, y acabó por reunir una pequeña colonia de cuñados, hermanos, amigos, y una veintena de casas sin conseguir tener más seguidores hasta muchos años después. Unas personas de Cullera que tenían terrenos pegados a la senda, al convertirse en avenida construyeron también pero, más lejos de la temida amenaza del mar. Un vecino de Cullera fue el primero en levantar una edificación con forma de palacete. Algunos años más tarde otro hizo una casa inmensa a modo de chalet de una verja muy grande a la entrada. Conforme aumentó la riqueza, otras gentes se fueron animando a edificar, pero siempre en número muy reducido. Fueron los años 60, del bienestar español y las novedosas “vacaciones laborales europeas”, cuando se disparó la edificación y se llegó al colapso de los 80 (muy poco recordado, curioso)y el monstruoso crecimiento actual. Pero al principio, los primeros días de julio cuando cerraban la escuela y venía el calor, era hora de irse a Cullera. No volveríamos hasta septiembre.

3 respuestas a La posta del Ximo

  1. mahaya dice:

    Me encanta

  2. Johnymepeino dice:

    Asias ^_^

  3. Casshern25 dice:

    Que grande eres cabrito.

    A todo esto. Esas construcciones de los 80… casi todas no legales, que empezaron a llenar de grandes edificios nuestras costas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: