En la cubierta del Titánic tomé el sol

Aquí os muestro la cubierta del Titánic por donde vuelvo a pasear en mis horas de soledad. Cuando me canso, me recuesto en la hamaca a tomar el sol, cierro los ojos (&), dejo que este tema musical recorra mi cuerpo, mi vida pasada, y los tiempos por venir. La imagen está tomada en la nueva playa de la Malvarrosa, aquí en Valencia-capital, vista desde la terraza de una habitación del hotel que con motivo de la competición de vela han inaugurado. Ayer, un matrimonio conocido, me invitaron a pasar la tarde con ellos. Minimalista ¿verdad?. Me encanta. A ellos no, a ellos les aburre, quieren tomar tierra. Para matar sus horas me invitan por eso, a tomar cafe. Ojalá el viaje durara siempre, esa es mi forma de ver, les propongo. Si llego a puerto me veré a mí mismo, separado de cuantas experiencias haya conocido en el barco. En cambio el viaje… aún me queda mucho por conocer…

Regreso al ejercicio de la infancia de tratar de apresar los minutos pensando mucho en ellos por ver si con ello los detengo. En cuanto el segundero parte del XII de la esfera fijo mi atención en la manecilla con intensidad, trato mentalmente de decelerarla aunque nuna lo conseguí. Siempre llega a los 60 segundos. Ha muerto un minuto que nunca volverá. Ayer tarde pasó para siempre, habrá otras tardes (si me vuelven a invitar) pero jamás recuperaré las sensaciones que estremecieron a sacudidas mi cuerpo como hacía tiempo. Este post es un intento de congelar la agridulce felicidad de este fin de semana que ya termina. Estaba solo -qué raro en mí ¿verdad?- habían bajado a comprar no sé qué cosas. Y deseé con todas mis fuerzas un reposar en otros brazos que los de la hamaca; otro cielo para mirar que los de otros ojos en los que mirarme; unas manos con las que entrelazar mis dedos como juramento de fidelidad. Y sentir de una vez sus labios.

Anuncios

5 Responses to En la cubierta del Titánic tomé el sol

  1. Una mujer desesperada dice:

    me parece chulísimo el hotel.

  2. pcbcarp dice:

    Está Vd. últimamente melancólico, don Johny… En cuanto al hotel, yo también soy partidario de la sobriedad decorativa. Aunque a veces algo de barroquismo tampoco viene mal. Depende del humor que uno tenga, creo.

  3. chispa dice:

    A mi la soledad me cansa, me aburre.
    Me has dejado un comentario en mi blog, gracias y es una pena no poder detener los segundos con los dedos manchados de limón, por que chuparse los dedos es una sensación que se puede repetir muchas veces pero quizás sea mejor dejarse los dedos así.
    Te he leído un poco, no tengo mucho tiempo para más, estoy de exámenes, pero para seguir haciéndolo añado tu link a mi blog.
    Un beso

  4. KATSUMOTO & KOYUKI dice:

    JMP, solo quería pasar a saludarle… y de paso manifestarme a favor de la nueva moda de no tutear, como respuesta a una manera directa de mostrar respeto!

    Que usted la pase bien… 😉

    Pásese por mi blog, existen cambios de disenyo y una resenya que quizá le interese… gustoso recibo valoraciones suyas…

    No haga caso a un pobre alcoholizado perdido como yo en esta noche…

    Un saludos,

    Joel

  5. carlos martinez dice:

    Minimalista ó no a mi ese sitio me gusta. La unica pega es la pared. Estando el mar enfrente me parece fatal poner ladrillos enmedio.
    Sobre la soledad….tampoco el sitio es bueno para eso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: