Fui como los chicos guapos de montaña

Este es el único tema musical que sé tocar con la guitarra tal cual lo estais escuchando. Evoca para mí aquel sábado a mediodía del 21 de julio tumbados sobre la hierba, en campo abierto, junto a las murallas de Ávila. Las optimistas mañanas de primavera en mi terraza, y por supuesto las mágicas sobremesas de otoño presintiendo ya el adios del sol y el viento frío de la sierra cercana por encima de mi jersey. Ya veis, nada triste (luego diré algo sobre el porqué nació la canción). Lo he traido a colación porque todo ocurrió a campo abierto, en aquella época Ávila era más pequeñita, alcanzar las murallas era divisar todo el campo abierto hasta donde se perdía la vista.

Dejadlo aquí. Lo que viene ahora es la cosa más ordinaria que he escrito jamás, pero en este blog no podía poner nada que no hubiera ocurrido de verdad: un vulgar bocadillo.

¿Nos vamos a comer por ahí?. Me preguntó tras comprarnos dos botellas de Coca-Cola, pagando el casco. Sí, mejor, respondí (yo tan dicharachero en esas situaciones, como de costumbre :D). Flanqueamos la muralla y bajando por una estrecha carretera fuimos a parar a una ladera verde, muy verde, en pendiente, nos alejamos unos metros más abajo y nos sentamos los dos a lo buda. ¿Te gustan los bocadillos de queso?. johnymepeino cuando se hace el gracioso mete la pata pero vamos…hasta el hombro: No, sólo los de EL Caserío. Vaya, pues a mí sí, mi bocadillo es de queso, los hace mi abuelita. Bueno -dije- en realidad, el que no me gusta es el queso de Madrid (primera cosa que se me ocurrió para salir del apuro). “Yo he traído un bocadillo de chorizo”, y lo abrí, iba a decir pamplonés… ¿Te gusta?. Detesto el chorizo -me respondió-. Salté como pude: ¡Vaya!, ya me ha vuelto a poner mi madre pamplonés. Cortó por lo sano: No me gusta. A mí tampoco-dije- No, eso es mentira, no me gusta porque vamos por mal camino, bueno…tú vas por mal camino. Estás tratando de caerme bien a toda costa, quieres que encajemos y seamos iguales, prefiero al de las cartas.

Quedé abochornado, era verdad, no estaba siendo yo mismo pero…nunca había estado tan colado por nadie. ¿Compartimos la comida?, dijo. Salió mi parte poeta-a-punto-de-cortarse-las-venas: “¡Oh vamos!, si te digo que sí, vas a decir que detestas mi trozo de bocadillo y si digo no, me vas a responder algo cómo que tú te lo pierdes o algo así”. A esa altura ya me sentía el ser más desgraciado del mundo. Y es que, igual que la más mínima cosa me sube al cielo, el más mínimo detalle me hunde en la puta miseria. Sonrió: venga, sólo tenemos hoy para compartir el bocadillo. Y cuando me disponía a partir mi bocadillo por la mitad, me enseñó algo que me ha servido para pensar incluso en los blogs. Me dijo, como si fuera a hacer un crimen: ¡No, no lo rompas!. No quiero que compartamos trozos, a ver, abre tu bocadillo. Y lo abrí ^_^ Fue tomando una cortada de su queso y una loncha de pamplonés de modo que los dos bocadillos acabaron teniendo lo mismo : queso+pamplonés. Y me besó, lo que pasa es que por mi zozobra de andar mirando de reojo y su rapidez, el beso fue a parar a la oreja. Un beso en la oreja pero da igual: se me fue el hambre, la verdad 😀 .Cada uno seguimos teniendo nuestro bocadillo, pero ahora ya tenemos los dos lo mismo. Nunca podremos estar juntos, tú no te puedes venir a vivir a mi casa, y a mí no me dejarían irme a vivir a Madrid contigo, pero estar juntos este día, hará que nos llevemos dentro, muy dentro. Y espero que me quieras tanto como te quiero a ti.

¡Mira que nacer en un pueblo tan lejano al mío alguien a quien yo tanto necesitaba a mi lado!. Ahora dicen:” Si hay algo peor que ser un blogger de provincias, es ser un blogger que vive donde usualmente suele acabarse el mapa”. Bah, ¿Qué dirían estos quejicas si fueran los únicos bloggers de un pueblo de 87 habitantes con una mente prodigiosa para el latín, griego, y la historia medieval y estuvieran rodeados de ancianos, cerdos, vacas y… sin un vehículo en 25 kms a la redonda?. Aquello sí que habría sido peor que ser blogger de provincias ¿no?.

La Coca-Cola la bebimos a morro. Primero una los dos, y luego la otra. Decía que era como darnos un beso en la boca sin que se dieran cuenta los demás. Con los dos cigarros que compramos hizo lo mismo. Después nos tumbamos en la hierba, yo estaba en ::mode:: nirvana total. Veíamos pasar las nubes, recitaba versos en latín, se sentaba y yo desde mi posición tumbado, observaba sus cabellos, su perfil, cómo entornaba los ojos. Más tarde me puso una brizna de hierba en los labios: “como los chicos guapos de montaña” y sonreí. Desenfundó la guitarra, recostó su cabeza sobre mi vientre, se giró hacia mí con el gesto constreñido y me dijo:”nunca te olvides de mí, por favor”. Juntos formábamos una “T” mirando aquel cielo abulense y fue entonces cuando me atreví a acariciar sus cabellos. ¿Alguna vez habeis cantado una canción a medias?. Los duettos, y en el amor, pueden llegar a ser extraordinarios. Y no, ya veis que nunca olvido.

Sobre Blackbird- En los 60 Paul Mcartney adujo una lírica historia, recién venido de su experiencia en la India: que había compuesto Blackbird porque un mirlo negro le había despertado con su canto a las 6 de la mañana. En 2002, se descolgó con algo más social: que en Inglaterra se llamaban “birds” a las mujeres negras y que la canción era un alegato en defensa de las personas de raza negra. Por el contrario, quedó ventilado en 2006, que la partitura de guitarra para Balckbird se “inspiró” en Bouree de Bach, un pedazo clásico bien conocedor de la guitarra, que la compuso con acompañamiento de violines y chelos.

Anuncios

7 Responses to Fui como los chicos guapos de montaña

  1. LUIS AMÉZAGA dice:

    ¿Bocadillo de queso con chorizo de pamplona, regado con cocacola? Eso no es vida, suene lo que suene de fondo :))

  2. Johnymepeino dice:

    En la Costa Este lo llamamos pamplonés a secas Don Luis, viene a ser como esto
    Y en el “Carrefull” también 🙂
    Y sí, aquello era “El Parte” de vida corriente de algunos donnadies, aunque no lo sacan en el Cuentamé. Soportábamos la dictadura, no como esos héroes que capitaneaban el bla,bla,bla sioux,sioux,sioux,choflás,choflás,choflás 😀
    Bueno usted ya me entiende 🙂

  3. Toni dice:

    ¿Tuviste la sensación de conocerla de toda la vida, a pesar de llevar sólo cinco minutos a su lado?

  4. Jorge Galindo dice:

    O mejor aún: ¿tuviste la sensación de conocerlo todo de la vida, a pesar de estar en ella sólo 16 años?

  5. El Ratoncito Pérez dice:

    Poco queda ya de esa verde ladera… y mucho ha crecido Ávila en los últimos 10 años, excesivo para mi.

  6. anais dice:

    hola …busco un chico de 16 años
    guapo alto y que sea de lugo..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: