Los blogs del silencio

Del Internet Global Congress 2007 que mañana finaliza en Barcelona, me han llamado poderosamente la atención unas declaraciones de Luis Lada: “tras la web 2.0, ya no son máquinas conectadas sino usuarios conectados. Internet ya no es más una red de ordenadores sino una red de personas”. Y de inmediato he pensado en la exclusión social. Por la misma razón que en el mundo actual la competitividad de todos contra todos, carente de reglas, por alcanzar los mejores puestos, prescinde de los individuos menos competitivos, de igual modo en la blogosfera. Esta situación de fuerte competitividad no entrañaría dificultades para los bloggers mejor posicionados porque han podido fabricarse un curriculum de bandera sin reparar en gastos, apariciones en los mass media, aprovechando sus “contactos”, pero dejará abandonados a su suerte a los demás, especialmente a los menos capacitados. Si a los que viven en la parte inferior de los ránkings de blogs les denominásemos “blogs pobres”, consideraríamos “blogs excluidos de toda web social” a los que ni tan siquiera aparecerán en ellos.

Y de inmediato he pensado en los que piden una limpieza a fondo en la blogosfera porque -dicen- hay mucho blog-basura, no sea que los suyos -deduzco- se vayan a contaminar. Y de inmediato he recordado las evacuaciones de civiles en Vietnam, Camboya, Berlin, Sudáfrica y en un tren lleno de judíos que ví en la Lista de Schlinder, parado en una estación en un dia de mucho calor. Cuando una persona o un grupo llega al extremo de considerar “basura” los blogs de los demás, significa que su endiosamiento es ya irreversible, su soberbia pura hediondez y que habría que conseguir un billete en ese tren que amenaza ponerse en marcha, dejándonos en tierra a todos los demás.

Si el tren se pone en marcha sin que todos hayan conseguido plaza en él, ¿con quienes estará johnymepeino?. Desde luego, puedo gritar “¡Muchos se han quedado en la estación!”, puedo romper el cristal de una ventanilla y lanzarles comida, e incluso ayudar a subir al tren a algunos de los que no han conseguido billete, pero ¿y si mejor me bajo del tren y permanezco con los que se quedan atrás sabiendo que, estén donde estén los donnadies, ciertamente he de estar ahí?. Naturalmente, el ejemplo admite mucha más complejidad: dentro del tren se puede viajar en clase turista o en clase preferente, aunque esa diferencia resulta secundaria comparada con la exclusión social de los que no pueden viajar.

Esta primera pregunta relativa al lugar en la bobosfera de johnymepeino no afecta únicamente a mi ránking, influencia o Technorati de “popularidad” (que además es 0) sino también a algo que suele pasar más desapercibido: mi propia forma de pensar. En opinión de Karl Marx, «no es la conciencia la que determina la vida, sino la vida la que determina la conciencia». Engels lo dijo de forma más sencilla: «En un palacio se piensa de otro modo que en una cabaña». Y Gramsci, de forma más sencilla todavía: «Si conocieras mi estómago, entenderías mejor mi conferencia»

, , ,

9 respuestas a Los blogs del silencio

  1. HeV dice:

    La verdad es que es un fenómeno de la blogsofera el ver la competencia.En algunos casos (las opiniones, las ideas originales) me gusta que haya muchos blogs, en otros (noticias, rumores) no. ¿Por qué? Porque los blogs pierden su origen, dejan de ser bitácoras personales a ser meros tablones de noticias, todos con el mismo recorte de revista pegado en primera página.
    Imagino que la competencia y selección a la que se refieren irá por ahí, un blog comercial que no tiene comunidad está orientado a desaparecer. Un blog con una comunidad desmadrada, pierde criterio. Se tratará de encontrar el equilibrio.
    Sobre los blogs personales no hay selección posible, sólo ganas, ganas de seguir escribiendo y de la gente que te sigue y te seguira leyendo.
    Para seguir un blog no es necesario fijarse en rankings o posiciones, simplemente, gustarte lo que esa persona escribe.

  2. Johnymepeino dice:

    Es que ellos no tienen por qué seleccionarnos, al menos yo no les he dado autoridad para que decidan el futuro de este blog.
    Y si es por calidad no soy tan engreído: no necesito una “Sociedad General de Blog Autores Española” SG(b)AE que me lo diga, ya sé que mi blog no es precisamente un tesoro. Pero coño, es mi blog, y vierto mis emociones en los textos.

    Un blog con una comunidad desmadrada no exige al resto de blogs que hagan como ellos, de hecho les suda la polla y ni se meten en lo que escriben o dicen otros.

    Un blog de una quinceañera que sube fotos de Orlando Bloom y a la que sólo comentan sus dos amigas ¿Quién va a ir a decirles “tu blog no tiene calidad suficiente, te lo cerramos”. Sencillamente…es absurdo.

    Un experto (que además lo es, porque es un experto) me dijo: si al cabo de un año, un blog no da dinero, acabas por cerrarlo. Hummm… pues ha pasado el año😀
    Y tengo otros blogs con más años que este y nunca me ha dado por cerrarlos.

    Tú tienes suerte HEV, porque si dices de cerrarlo te corro a leches😉

  3. Casshern25 dice:

    Que hay mucha basura en la blogosfera eso es innegable, que esa basura es tan necesaria como la tuya y la mía también. Como bien apuntas en el comentario del blog de la quinceañera. Más que nada porque por muy cursi que sea dicho blog, la niña, bueno a lo mejor ya se la meten, si quiere llenar el puto Internet de fotos del actor americano lo puede hacer, el amor mueve montañas… que venga un cholopu – denominación de origen de chulo de putas – a decidir con su varita mágica que esta bien y que mal y que blog debe ser preservado y cual quemado… que le metan por el culo dos dedos al cholopu. Pero eso no niega que en la blogosfera haya mucha paja, sobretodo de blogs creados y abandonados con una simple entrada.

  4. Maik Pimienta dice:

    No sé si lo es, pero siento un cierto regusto en ser un blog anónimo, casi desterrado.

    Querido Johnny, me quedo con que detrás de cada letra hay un pensamiento, una persona. Y sé que le agradezco a una persona de carne y hueso, a ti, las palabras que me vas poniendo en el blog, que me dan tu perspectiva, que aprecio y valoro. Mala época para el amor desmedido Johnny, a pesar de mil defectos…no lo han sabido ver, parece -me hubiera entregado después de muerto-. En el fondo somos unos sentimentales, como decía Serrat.

    Sí Johnny, amamos.

    PD: quedada el jueves…sois unos cabrones. Si fuera el sábado puedo planteármelo. El jueves, imposible. Un abrazo.

  5. Jorge Galindo dice:

    En realidad el concepto de blog-basura va más asociado normalmente al tema de spblogs o blogs sólo creados para publicidad o como granjas de enlaces para ganar posicionamiento en Google. Pero más allá del absurdo tecnicismo, entiendo lo que dices, y es una mera cuestión de estratificación social.

    En principio, la gracia de esto es que, de partida, todos somos iguales (todos los que tenemos acceso a internet, pero ese es otro tema bastante más jodido, el de la brecha digital), en el sentido de que todos podemos poner aquí lo que nos salga de los reales cojones. Pero claro, “unos más iguales que otros”, en la blogosfera hay clases. Yo la veo como una red que requiere de nodos o puntos de encuentro tomados como referencia por parte del conjunto. Pero claro, esos puntos de encuentro crecen, se hacen más y más grandes, más visibles (Escolar.net tal vez sea el paradigma), y progresivamente se alejan del común de los mortales, a veces incluso cortando vías de comunicación (véase MIcrosiervos y su falta de comentarios). En este contexto, es fácil caer en la tentación de los cerdos de la granja de Orwell, bien cierto es. Pero la blogosfera puede matar a un dios si éste le toca demasiado los cojones por simple y mero boicot, es la gracia: si realmente nos desprecia, nos olvidamos de ese X, ni visitas, ni enlaces, ni críticas siquiera. Nada. Fuera visibilidad.

    Claro que conforme entra más y más gente en esto la referencia son esos puntos gordos, y el posible boicot coordinado se tornaría más difícil, las visitas de esos BlogStars aún mayores, y la tentación de ser más iguales que el resto, también. El caer o no en esa tentación ya depende de cada uno. El ser capaz no ya de bajarse del tren para estar con los donnadie en un acto de sacrificio absurdo comparable al de la caballería polaca con los tanques alemanes, está en cada uno. El ser capaz de, bien bajar del tren, bien hacer subir al resto, para matar al maquinista y tomar los controles del mismo, eso ya es cosa de todos.

    Más allá de símiles hermosos sobre pretendidas revoluciones, que se me va la pinza y me sale esa vena marxista que odio profundamente, sí que creo que gracias a este cacharro ahora hay más gente que tiene voz, y que, mal que bien, es un avance.

  6. El Ratoncito Pérez dice:

    Sería muy triste que se empezase a diferenciar entre primera y segunda, segunda b, tercera, regional…etc.

  7. Jose dice:

    No creo que puedan limitar entre unos y otros. Los pequeños estaran (estaremos) ahi siempre.

    Y sera la gente la que decida que leer, aunque el posicionamiento ayude, no significa que los otros pasen desapercibidos… a menos no para todos.

  8. pez dice:

    Es imposible que nadie pueda ponerse a catalogar blogs que medio van a usar el número de visitas pues vale pero eso solo servira para los que tengan vocacion de borregos y lean algo porque lo lee la mayoria, pero la gente seguira poniendo lo que le de la gana aunque a alguno diga que es basura.

  9. HeV dice:

    “Tú tienes suerte HEV, porque si dices de cerrarlo te corro a leches ;)”

    Lo mismo te digo😛

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: