Distant memories – El Titanic real (y 2)

“Buscamos la felicidad, pero sin saber dónde, como los borrachos buscan su casa, sabiendo que tienen una”. Voltaire (1694-1778). Yo jamás he comprendido el interés de la gente por rescatar al Titanic.

Cuando recuerdo las semanas que hube de vivir en la calle, durmiendo en el coche, sin poder lavarme ni cambiar de ropa, el template de este blog adquiere todo su sentido: Hundido. Irremediablemente hundido. Todo mi mundo, de la noche a la mañana y en apenas unas horas, se fue a pique. Todo el que hasta entonces había sido mi mundo hundido… y yo con él. Apenas unos enseres flotando sobre el agua en el lugar del naufragio, pero incluso esos objetos me resultaban ahora más inútiles todavía (Consellería de Bienestar Social, Casa de la Caridad, Hogar del jubilado…), los veía desde el fondo del mar, que era lo único que había detenido mi caída vertiginosa, y la profundidad del mar quien tan dulcemente que me había acogido. Por eso me gusta cada día más mi template.
Dentro de mí comprendí que algo se había roto para siempre: el vínculo social, había perdido la llave de mi casa, mi puesto para siempre en la sociedad, por tanto ya no podía vivir en ella. Hay que verse viviendo en la puta calle para saber lo que se siente sólo de pensar en el día de mañana. Esa era mi nueva condición humana, estar sin la verdadera fuente de la felicidad. Y comprendí con amargura que me había pasado toda mi vida buscando desesperadamente la felicidad donde ahora no podía encontrarla. Y es que la llave no estaba en el césped, la había perdido dentro de mí. Y ahí era donde tenía que empezar a buscarla.
El día que descubrí este template me enamoré de él de la misma manera que me enamoré del hundimiento del Titánic donde en cada escena podía reconocerme a mí mismo, emociones o hechos que personalmente viví durante aquellas “las más amargas horas de mi puta vida”.

¿Os parece simpático johnymepeino en el blog?. ¿De verdad?. Pues piensa que si me hubieras encontrado en la calle convertido de la noche a la mañana en un mendigo habrías hecho como los demás: ordenarme que me quitara del portal de tu casa o de tu acera, llamar a la policía, o llamarme guarro. Jamás habrías imaginado que años después, ese mierda que meaba junto a la acera acabaría escribiendo su vida en su propio blog. Tampoco os habría juzgado, porque no es que yo me sintiera muy orgulloso de verme así, en ocasiones lograba entender por qué la gente que no me conocía me juzgaba o trataba de esa manera. Ellos, a su modo, como todo el mundo, buscaban la llave y tampoco sabían dónde encontrarla. Mi situación era tremendamente patética. También aprendí que cuando alguien necesite ayuda para buscar la llave de la felicidad donde no está, seguramente la conseguirá porque todo el mundo parece poseer una habilidad innata para buscar las cosas en el lugar equivocado: donde hay más luz, más seguridades, más conversación “culta”, más aceptación de los demás, Las pocas personas que en aquellas fechas se mostraron solidarias conmigo, lo fueron en una búsqueda en la que no tenían ninguna posibilidad de encontrar lo que yo estaba buscando. El hambre desesperada de felicidad era ya parte de mi nueva situación, excluido como estaba de la sociedad. Así me había hecho mi particular tragedia doméstica, la tragedia de mi particular Titanic:: con una necesidad urgente e ilimitada de volver a experimentar felicidad, pero sin la más mínima idea de dónde podría encontrarla.

Por las tardes, un jodido fumeta (lo que son las cosas, ¿verdad?) me invitaba a té moro en un local “anti-sistema”,paralelo a la calle Guillém de Castro, enfrente de donde ahora está el Q-art. Por las noches me prestaba libros de Döblin, James o Celaya, que ni la mitad entendía, pero yo los leía. Eso es: leía. En la calle, en la acera (había más luz), pero leía. Los libros fueron los primeros que empezaron a hacerme compañía. En la más absoluta soledad, en el más cruel de los desarraigos, los libros llegaban hasta lo más profundo de las aguas del mar, y hablaban conmigo.
Dudo que pueda volver a pisar las calles de Madrid como deseaba, pero desde este blog os digo: LEED. Leed y prestad libros a quien no los tiene. ¡Hay tanta gente viviendo en vuestras calles!. Y este es el secreto que hoy quería contaros: Fijaros qué serendipia (casualidad) he encontrado sobre mi vida: “Literatura y Titanic”. Sea este mi post, solidario con quienes me precedieron:

“Franz Pulbaum, tenía 27 años de edad cuando abordó al Titanic en Cherbourg el miércoles 10 de abril de 1912 como pasajero de segunda clase, su boleto número SC/PARIS 2168 le costó 15 libras. Sólo se encontraron sus pertenencias, entre las cuales un ejemplar del diccionario Kaiser. El viaje sin retorno del Titanic contó además con una representación del mundo de los libros o de la escritura.

1. Harry Elkins Widener (Bibliófilo). 27 años, pasajero de primera clase.
2. Thomas Kelland (Bibliotecario) 21 años, personal de a bordo.
3. Sleiman Attala (Periodista) 27 años, pasajero de tercera clase.
4. Mansouer Nogal (Periodista) 20 años, pasajero de tercera clase.
5. Edith Louise Rosenbaum (Periodista) 37 años, pasajera de primera clase, vivió hasta el año de 1975.
6. William Thomas Stead (Periodista) 62 años, pasajero de primera clase.
7. Jacques Heath Futrelle (Escritor) 37 años, pasajero de primera clase.
8. Colonel Archibald Gracie IV (Escritor) 53 años, pasajero de primera clase, falleció ocho meses después.
Fuente: Batichica
, , , ,

Anuncios

13 Responses to Distant memories – El Titanic real (y 2)

  1. Gayhetera dice:

    Seguro que te encantaría leer “Neverwhere” de Neil Gaiman. Desde que lo devoré, siempre me esfuerzo en mirar a los mendigos a la cara.

    http://www.lacoctelera.com/mariliendre

  2. Persio dice:

    genial una intensidad unica, mi apoyo cotidiano!

  3. EFESOR dice:

    siempre me apasionaron las historias que mi padre cuenta sobre su juventud. sobre sus ideas locas que a todos asustaban y su forma de viajar con apenas unos centimos en el bolsillo.

    para mí, él es más un poeta que un transportista (su verdadera dedicación) y es que en lo que escribe conoces el gran hombre que es, y su forma de tratar a los mendigos con sus palabras, sus dulzura… por eso siempre está conmigo un halo de romanticismo al leer tu texto.

  4. Landahlauts dice:

    Quizás en una situación así el primer paso para salir sea recuperar la autoestima.

    Una situación muy difícil en la que cualquiera podría llegar a estar y, muy bien contado.

    Saludos…

  5. Conejín dice:

    Johny como siempre me descolocas, nunca sé si lo has vivido tu o si te lo han contado…enfin, si necesitas un mimo conejil te puedo prestar un achuchoncito.
    Hoy he tirado la casa por la ventana y hablo de alcohol y de sexo en mi blog. Es que desde que estoy en este concurso ya no soy el mismo 😦
    Un besito y un click.
    http://www.espacioblog.com/petitlapin/post/2007/02/28/conejin-botelon-y-sexo#c1714019

  6. LUIS AMÉZAGA dice:

    Los desheredados de la tierra, le debemos tanto al blog…. :))

  7. Ixchel dice:

    Órale que fuerte pocos se atreven a escribir sobre si mismos, tienen mucho valor y eso lo valoro, hubo una discontinuidad entre tu blog y el mío pero ahora que leo esto siento más “cercana”.

    Saludos y mi apoyo de hoy.

  8. Johnymepeino dice:

    Para CONEJO:

    1) El tag dice autobiográfico
    2) En el subtítulo del blog especifica que no vendo un producto: Este es mi diario personal.
    3) Jamás traficaría con el sufrimiento ajeno
    4) Menos aún tomaros el pelo a quienes soleis visitarme a diario

    y recuerda lo que os dije en el el foro: Los concursos pasan, el Blog permanece.

  9. Alvaro dice:

    Sigue siendo un placer salir del agua para secarse entre tus palabras.

    Un saludo

  10. mireias32 dice:

    Mmm anda que no hay historias que narrar en ese barco…

  11. José J. dice:

    Hey, buenas ¿qué tal?
    mi nombre es José J. Villaluenga y estoy promocionando mi blog en los premios 20 minutos, porque con esto que sólo pueden votar los inscritos… tenemos menos futuro que…
    Echa si te apetece un vistazo a mi blog sobre baloncesto –> http://blogs.periodistadigital.com/24seg.php
    y si consideras que se lo merece vótalo a diario como mejor blog de deportes.
    Muchas gracias
    un salu2

  12. Johnymepeino dice:

    José J Villaluenga: Pero es que yo estaba hablando de libros y de tantas personas como hay, que viven o hemos vivido en la puta calle O_o

  13. yunzapito dice:

    1. En primer lugar quiero decir que a mi parecer el Sr. Valla-lengua, es un mamarracho. No sé para porqué tiene que publicitarse de esa manera… Se pueden dar votos negativos ?

    2. Hay veces que me pierdo en tus comentarios sobre las visitas a Madrid… Tán dificil sería visitarlo?

    3. Despiertas siempre mi curiosidad. Muchas veces no preguntamos y no contamos por conservar el misterio, pero casi todos los días sacas la portera que hay en mi.

    4. Siento dejar esto para el final, a pesar de mis preguntas y comentarios, tu entrada me ha gustado mucho.

    5. A pesar de haber dicho que te votaria. Tras haber creado un usuario en 20 minutos, sigo sin poder votar, porque me piden tener registrar una pagina(blog), lo que no me atrae mucho, para evitar visitas del estilo del sr. Valla_lengua. Espero que puedas perdonarme.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: