FRANCO, el que faltaba para el duro

– “Eres un degenerado”. Mi primo Javi fingía estar furioso. – “Me arrepiento de ser tu primo, ¡Qué verguenza, con dieciocho años!”. Así se puso cuando acabé de contarle lo del primer beso que di durante su ausencia, se mostraba muy irritado. Bueno, la verdad es que estaba auténticamente valenciano, osea, borde. – “¿Es que no sabes hacer como las personas normales, osea, como yo?: mi primito viene a la capital, echa una canilla al aire y ¡au!. Nooo, él no. Mi primito tenía que comportarse como el pervertido que…” . – ¡Pero Javi pordioj,pordioj, que estamos hablando de un beso!. Imitó al cura de nuestro pueblo: “Has pecado contra el sexto mandamiento, que lo sepas chaval”. Macho eres un cínico de cuidao, -le dije- te vas con un señor que te dobla la edad y… ¡y Javi no me hagas hablar, leches!, que cuando te confieses con el cura se le va a caer la boina del susto y si tu madre se entera que estamos en Madrid y que yo sabía lo que venías a hacer, mi tía me parte la cara. – “So zopenco que tu tia es mi madre”. Se hacía el indignado pero en los ojos se le notaba que me estaba tomando el pelo.

– “Pues si se entera tu padre que has ido al Palacio de Oriente… ¿No te das cuenta que en ese momento podía haber ido Franco?”. ¡Coño Javi, pues justo en ese no había pensado!. Mira tú por dónde. Ahora ya tengo otro para la lista. – “Y el libro, dónde está el libro. En el viaje viniste leyendo un libro de teatro de Callejo”. Se lo he regalado. ¿Pasa algo?. Y además no existe ningún Callejo. Era de Buero Vallejo -En la ardiente oscuridad-. – “Me lo figuraba, tus famosas dedicatorias. Así vas dejando mensajes en la vida de las personas para hacerte recordar… A mí me criticas porque guardo de recuerdo hasta los sobrecitos de azúcar de los cafés con leche a los que me invitan los abueletes…” ¡Que no te invitan Javi!, ¡Que no te invitan!, que los pagas en especie y a base de bien, que es que si empezamos a hablar…

– ” ¡Qué!. ¡Qué!. ¡Qué tienes que decirme!, ¡Anda dilo, tontodelculo!”. Era un buen actor pero incapaz de enfadarse conmigo. “Mira primito… Se arrimó en el banco junto a mi, pierna con pierna, pasó su brazo por encima de mis hombros, miró a derecha e izquierda: apenas nadie en aquella sucia estación de Autorex. Estiró su dedo índice que casi me lo mete por la nariz y me dijo: “Voy a decirte lo que eres primito: eres un violador de vidas”. ¿Queeeeé?. ¡Ay va la leche que te dieron Javi!. – “Sip. Esa criatura monstruosa jamás se habría mirado al espejo, por no morirse del susto. ¿Te ha regalado una foto?. A que nó. Claro, porque ni sus padres se atreven a hacersela no sea cosa que se les rompa la cámara. Tú has engañado a ese adefesio que hoy cuando se levante se mirará al espejo y donde antes veía una vaca, por tu culpa creerá que puede aspirar a algo más. Leerá tu dedicatoria y suspirará creyendo lo que antes no pensaba: que existe el amor. ¡Pero claro!, esa es tu forma de violar. Entras en la vida de las personas en plan huerfanito de madre, tímido, educadito y así consigues que la gente te de cariñito. Sólo buscas eso, quedarte en su memoria y que sólo te puedan añorar. Pero cuando se pegue la ostia y descubra que el hechizo sólo funcionó contigo, entonces qué ¿Eh?. Tú ya estarás en Valencia, tumbado en la cama, satisfecho por que hasta en Madrid hay alguien que te llora y piensa en tí. Lo dicho primito, un violador de vidas. Ahora se puso serio y el tono que empleó fue duro: “De mí, nunca se acordará nadie, y yo cuando acaba “la cosa” lo primero que hago nada más salir a la calle es empezarlos a olvidar”.

Subimos entre bromas al autocar y apenas ocupamos nuestros asientos se durmió como un angel (echado del cielo a escobazos jajaja). Pero con su eterna sonrisa tal y como aún lo recuerdo hoy.

Mi primo Javi se había pasado más de 24 horas sin pegar ojo y como suele decirse en el argot, “con el culo mirando a Cercedilla, sin poderse tirar un pedo”. Su aventura en Madrid había sido de esas que pasan a la historia envueltas en sábanas con goterones blancos y homenajes epidérmicos que terminan por agotar. En cuanto llegaba a Madrid se subía a ese tranvía llamado deseo en el que albergaba sus más profundas y voluptuosas ansias de gritar al mundo “Así soy yo”. ¡Ay, la moral de aquella España!, donde sólo era pecado lo que había dentro del calzón.


, , , ,

Anuncios

15 Responses to FRANCO, el que faltaba para el duro

  1. Dammy dice:

    Me ha encantado (una vez más) el relato o ese cachito de vida literado… Qué envidia das cuando te pones a escribir.

    Un blogabrazo.

  2. Conejín dice:

    Ya te lo dije ayer escribes como un ángel. Y encima historiando. Click desde el corazón.
    Saludos de tu amigo Conejín.

  3. Johnymepeino dice:

    Que no es eso coñe, que ya vereis cuando llegueis a mi edad: todas las horas del día para recordar, nadie con quien hablar,etc.

    Lo vuestrosí que es difícil, vosotros creais, yo me limito a recordar, y los héroes siempre son los otros.

    Un blogabrazo

  4. Wilde dice:

    Y es que la familia es la familia; cuando un hermano un primo o lo que sea es además amigo, la confianza es bestial…

    Me ha gustado tu post Johny…

    1 saludo

  5. Kurtz dice:

    Muy bueno y muy interesante el post.
    Saludos

  6. Kubert dice:

    MOla!!

    Gran aventura… yo algun dia me propondre hacer algo asi, con o sin amigos, pero el fin sera el mismo, la diversion, la aventura y el futuro incierto!!!!!

    Bravo por como escribes!

  7. Fennec dice:

    muy bueno tu relato 🙂
    Por cierto lo de ‘mirando a Cercedilla’ un amigo madrileño pero de familia andaluza lo llama ‘mirando a Chiclana’ jeje
    Saludos 🙂

  8. susana dice:

    ejem ejem caballero, soy una señorita muy aplicada y ya tengo mi trabajo encima de la mesa jajaja…por cierto,yo quiero un helado de esos cuando vaya a valencia…asi que…te lo recordaré, besoss su
    P.D:uy no dije nada de lo que acabo de leer, como siempre me encantó…aunque el nombrar a franco me produce repeluzz

  9. JP dice:

    Muy buen post.
    Muy bien escrito.
    Es un gusto pasar por tu Blog
    saludos

  10. Goldfinger dice:

    Buen blog y buena historieta ficticia o no.

    Saludos

  11. yunzapito dice:

    Hay que joderse con el primo, me gustó más el relato del beso, pero éste también está muy bien.
    Muy gracioso lo de que Franco podría haber ido en ese momento al palacio de oriente, no he podido parar de sonreir hasta el final del relato.

    Yo soy de Madrid y jamás había oido lo de mirando a Cercedilla ni a Chiclana, lo que sí había oido es lo de “poner mirando a la meca”

  12. Alex dice:

    Jejeje… Ha estado bien. Ten cuidado con tu primo, que ya sabes lo que se dice de ellos.

    Entonces, ¿cuántos años tienes?

  13. cuatropelos dice:

    Me ha recordado tu primo un montón a un personaje del libro que estoy leyendo ahora. Una historia fantástica :·D

  14. javi h dice:

    Escribes de puta madre, hablando claro. Me ha gustado eso de violador de vidas… debería estar penado jaaja
    Un abrazo!

  15. Mar dice:

    Maravilloso..siento que estoy allí viviendo y siendo parte de todo ello…

    Me enternece mucho el Javi 🙂

    Besos mil Jhony..y me voy ahora a lo del meme es.. Besitos de nuevo..Mar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: