Primer beso – Cinquante Cinq (y 2)

Descendimos a los jardines de Sabatini, me hizo un cariñoso comentario: “A los chicos que conozco no les gusta la historia”. Detecté un poso de amargura en aquella afirmación, en realidad hablaba de su físico y de inmediato se me abrió el cielo: “Pues de la forma que tu me la explicas creo que me estoy enamorando de la historia” (Hala, ya lo había soltao). Frunció el ceño, clavó sus ojos en los míos y empezó a discutir, pero yo sabía que en realidad, y por primera vez, estaba abriendo su corazón a alguien: “La historia ¡es un peñazo!, me dicen; la bibliografía ¡es muy gorda!. ¿Te gustaría estar solo todos los domingos encerrado en casa sin más amistad que la historia?. ¿Te gustaría que la gente se burlara de ti por ser amigo de la historia?, ¿Sabes lo que es que todo el mundo se crea con derecho a hacerte y decirte lo que le da la gana sólo porque eres del tamaño de los “más-gor-dos” tochos de historia?”. (¡Ahora o nunca Johny!): “Jamás besaría un tebeo, te lo juro -exclamé-, pero me encantaría poder darle un beso a la historia… si se pudiera, claro”. Permanecimos en silencio como idiotas un buen rato. “Perdona por lo del bar” me dijo. “Qué cosas tiene la historia”, respondí, con un gesto tal que así.

Yo me apalanqué contra el muro norte mientras las ramas de la hiedra nos ocultaban, al menos desde allí adentro así lo parecía. Me temblaban las piernas, estaba muerto de vergüenza y al mismo tiempo esclavo de los deseos (anda que… con 18 años, ya era hora ya…). No era sólo hacer aquellas “cosas” en un lugar público, ¡y en plena dictadura! no, es que servidor temía apareciera el infante Francisco de Paula por un balcón saludandome con la manita, Fernando VII por la tercera ventana de la derecha echandonos un sermón, Godoy en pleno “menage a troi” entre la reina Maria Luisa de Parma más su amante inconfesa Pepita Tudó y hasta temía surgiera Francisco de Goya de entre los matorrales para inmortalizar el que iba a ser mi primer beso…

Frente a frente, mis brazos pegados a los lados de mi cuerpo, mis manos rozaron con pavor las suyas. Temía ser rechazado… sip, ese temor y temblor que me ha acompañado toda la vida. Cuando nos atrevimos a tomarnos abiertamente de las manos, despacio, muy despacio, acercamos nuestros labios. Solo sé que di aquel beso con todo el corazón.

Ahora que las noches de mi vida son cada vez más largas, cuando me muerde con ganas la soledad, entro en google-earth y busco el lugar donde me besaste, por recrearte, por revivirte, por amarte, por el deseo de ir a Madrid y besar con mis labios la fría piedra del muro norte, volver a sentirme a tu lado, aunque se que irremediablemente, ya no estás.

, , , ,

Anuncios

17 Responses to Primer beso – Cinquante Cinq (y 2)

  1. susana dice:

    hoy hiciste q se me cortara casi la respiración…parecía q abrías tu alma por un momento y me encantó lo que vi…besos su

  2. Conejín dice:

    Precioso, escribes como un ángel.
    Click, y saludos de tu amigo Conejín.

  3. LUIS AMÉZAGA dice:

    Es el uso más romántico que se ha hecho de google. Pero si para un beso tuviste que recorrer la Historia, de follar ni hablamos, claro.

  4. cuatropelos dice:

    Dos post preciosos, aunque con el primero me quedé con la miel en los labios. Una historia nunca es larga si te absorve en la lectura…

    Te felicito, eres un escritor fantástico.

  5. Diegosego dice:

    ¿Cuándo se habla de historia no querrá decir algo sobre la experiencia histórico-romántica o histórico-sexual?
    ¡qué complicado es el amol!

  6. mahaya dice:

    No, no estan. ¿Sabes? Mejor no buscar los que fuimos.
    Besos, estos mu castos eh???

  7. Una mujer desesperada dice:

    qué historia tan bien contada, me ha encantado. has hecho que nos sintiésemos igual que tu. bicos.

  8. Alvaro dice:

    Pues va a ser que ahora, cada vez que pase por alli, me acordare de esta historia. Y de ti. Enhorabuena por el post.

    Saludos desde el agua.

  9. elprinciperana dice:

    Hoy voy casi sin tiempo. Gracias por pasarte y, sobre todo, por el comentario. Te sigo de cerca.

  10. JP dice:

    Hermosos post.
    Saludos

  11. Dammy dice:

    De mayor quiero ser como tú… Por cierto, yo tardé más de 18 años en dar mi primer beso, aunque desde que di el primero procuro no pasar ni un día, a ser posible ni unas pocas horas, minutos o segundos sin dar uno, jejeje. 😛

    Un blogabrazo.

  12. iralow dice:

    …ese beso pasará a la Historia…seguro que para ella también fué el primero de verdad…

    besos besos besos

  13. El Ratoncito Pérez dice:

    click, clack. Pasaba por aquí…
    :-)x

  14. Mar dice:

    Pensé que era la única que recurria al google earth para regresar el tiempo.

    Jhony..como haces para ser tan sublime?

    Mil besos y gracias por las visitas y las palabras de aliento. Hasta pronto amigo.

  15. yunzapito dice:

    Vaya “historia”, me ha gustado mucho la entrada, de hecho te estoy escribiendo ahora con una enorme sonrisa en los labios

  16. Xufi dice:

    Solo me queda decir, oooooohhhhhhhh.

  17. Telémaco dice:

    Esto si que es una Historia. veo mis manos al teclear y todavía tengo el vello de punta.

    Tengo dos noticias, una mala y otra buena… Desde el post anterior a este bloglines dejó de avisarme cuando publicabas, pero ya está arreglado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: