¿Fracaso escolar?

Estos rostros deformados por la violencia y el dolor, son reflejo de la infancia de Stephen Crane (1871-1900). Tras una vida desordenada y crapulosa (bajos fondos neoyorquinos, naufragio, salvación, enfrentamientos con la policía, miles de deudas), murió muy joven y arrastró tras de sí la aureola de muchacho maldito, de genio. ¿Y llevamos ya…?. Henry James y Joseph Conrad le honraron con una escondida amistad. La crítica anglosajona admiró su novela “La roja insignia del valor”, y le comparó con Honorato de Balzac y Leon Tólstoi. Su poesía en cambio, luchó contra el romanticismo y estilo sentimentaloide de la época y claro, la cagó.

Eran poesías breves que mostraban una sensibilidad deliciosa, “perlitas líricas” las llamaba, llenas de su ingenuidad infantil donde gustaba subrayar la existencia como un verdadero milagro de supervivencia. Escribía con tres niveles: El sentido textual, obvio (el texto dice lo que dice), el sentido político-social (bajo el texto se esconde una reflexión sobre la situación de injusticia social que vivía), y un tercer nivel profundo donde daba rienda suelta a su desordenada voluptuosidad. Pongamos por caso este poema:

Tres pajaritos en fila
posaban pensativos
Un hombre pasó cerca del lugar
(…)
Con arcaicas expresiones
lo observaron.
Eran muy curiosos
esos pajaritos en fila.

En momentos deliciosos nos pervierte con una desnudez cautivadora, aunque sin renunciar a su rebeldía que esconde tras las letras, nos invita a hacernos cómplices de su grito de batalla personal: “No ser como hay que ser, no entender la vida como nos dicen que hay que entenderla. Un Dios bueno se expresa en íntimas y suaves confidencias a mi oído, mientras otro dios que truena fatalmente me quiere imponer su ley”. “La voz de Dios susurra en el corazón/tan suave/que el alma hace una pausa/sin hacer ruido,/y busca con ansia aquellas melodías/distantes como suspiros, como el más débil aliento./¿Por qué luchas por la grandeza tonto?/Arranca una ramita y póntela/¿Ves?/También es suficiente”.

La foto de cabecera: Stephen Crane, que estudió en la puta miseria (no conoció el fracaso escolar), denunció las condiciones de trabajo de los niños en las minas de estados unidos. Aquí el artículo que publicó (está en inglés).

, , , , , ,

Anuncios

3 Responses to ¿Fracaso escolar?

  1. KoboId dice:

    joder, que foto mas conmovedora!! gracias por compartir un poco de cultura … ( decirte que no tengo ni puta quienes son los que he puesto en mi post de epi y blas)…pero me pareció la chorrada más grande del dia ajjaja un besito y gracias por visitarme 🙂

  2. Casshern25 dice:

    Lo malo de todo esto es que ahora los del fracaso escolar se creen que siempre hubo comida, que siempre fueron los primeros y que el empire state lo hizo Bush padre.

    Es inquietante pensar cuanto talento se/nos ha/hemos perdido por culpa de que el talentoso en cuestión no estuviera en el momento adecuado en el sitio justo. Y más inquietante es pensar que aquel que lo tiene todo se dedica a hacerse pajas – literales y mentales – mientras su cochina vida transcurre.

  3. byrongio dice:

    Aparte de que me ha encantado lo que ha escrito, sobre todo aquello del Dios que impone como trueno, también me alegro porque al fin alguien y en este caso tú, me has dado una razón lo suficientemente valida para aprender a leer en Inglés
    😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: