Luba

Dió un bote con la elástica facilidad de su familia. Ahora la veía bien. Pero la cotorra al vérselo encima enloqueció, aleteaba temblorosa, perdiendo plumas, dando cabezazos contra la jaula con tal de poder escapar y chillaba con estridencia, estaba a punto de matarse.

Bajaré, dijo Panda, viendo el terror que despertaba, pero al saltar abajo se arrancó el clavo de la pared y temió, espantado, caer dentro dentro del pozo. Para evitarlo extrajo las uñas con un movimiento espasmódico, agarrándose con todas sus fuerzas a la barandilla de piedra del pozo, desgastada con el roce de la cuerda del pozal y donde las uñas no podían hacer otra cosa que chirriar.

Asustado, comprendía que se iba abajo sin remedio y lanzando un angustioso maullido cayó dandose golpes contra las paredes, un hierro – ¿qué hacía ahí ese hierro? – le produjo un desgarro y al llegar al agua se hundió hasta las profundidades insondables. Haciendo un esfuerzo consiguió salir a flote y se agarró a un agujero de la pared por donde baja el pocero, sin callar su maullido desesperado. Tenía frío, un frío de muerte, pero le quedaba una esperanza: el ama le oiría (el ama había ido al final de la calle a… vea usted a saber el qué). El frío fue apoderándose de la mitad del cuerpo que tenía dentro del agua, que era casi todo, y le entró una angustia dulzona y sintió como si una mano cruel y despiadada, tirara de él hacia el fondo. Se le quitaban las fuerzas, le daba una resignada conformidad. ¿Y el amita?, se preguntó. La conformidad se transformó en un querer dormirse. Poco a poco las uñas fueron resbalando por la pared y con toda lentitud, ya sin maullar, se dejó hundir en aquellas aguas quietas para siempre.

Allá ariba, en lo alto de la jaula, doblada de costado, Luba, la cotorra se había ido tranquilizando y entre un desorden de lechuga, agua vertida y semillas volvió a lo suyo: “Miaaauuuu. Miaaauuu. Gatito. Sube gatito. Ven con la amita”…

, , , , , ,

Anuncios

9 Responses to Luba

  1. Marta dice:

    Jjejejje encantador relato.
    ¿Si te digo que en casa tengo un loro que maulla para llamar al gato te lo crees?

  2. Johnymepeino dice:

    ¡Por supuesto, Martita! , por eso descubrí que había que contárselo a alguien :^*

  3. byrongio dice:

    En el fondo todos llevamos una Luba en nosotros, llamando al gatito, fingiendo terror, lastimando los días… “Ven con la amita”

    Slds

  4. LUIS AMÉZAGA dice:

    Ya no te puedes fiar de nadie, con pluma o sin ella 😉

  5. John Doe dice:

    Caray, tu respuesta ha sido como un barrido de hostias. 😛

    1. Detruá es Detroit, uno de los intereses que mencionas en tu perfil.

    2. Seas o no escritor, y sea cual fuere tu propósito como blogger, escribes de ++++++++ (no te van las adulaciones; pues no las pongo), y dado que afirman que ante la duda la más tetuda, yo busco técnicas nuevas para vencer la tentación de arrojar por la terraza monitor y teclado. Me temo que en este caso tú eres la más tetuda.

    3. Cuando leas a James Ellroy, si lo haces, comprenderás a qué aludía con eso de los capítulos. Ellroy es tan duro que sangran los dedos de sujetar sus libros. (Y los ojos, y el estómago, y el cerebro exuda un pegote negro.) Ellroy escribió L.A. Confidencial, y La dalia negra, El gran desierto, América, y otras que todavía no he leído. (El estilo narrativo de Jazz blanco chirría y duelen los oídos.)

    4. Los miembros de la falsa pareja ni siquiera eran mis amigos, pero por aquella época salíamos de copas un montón de gente interesada y traumatizada. Creo que no he tratado con un Normal en toda mi vida. ¿Rimbaud y Verlaine? Pues no sé, la historia del ogro y la doncella es más vieja que las colinas; dudo que le sea ajena a mucha gente.

    5. Soy un observador. Dejo que el río file y se lleve los guijarros, mientras me limito a masticar una ramita y sonreírme de lo grotesco y poco prometedor que resulta todo. Por eso me velo en lo que escribo, aunque a menudo de la impresión contraria.

    6. Actualizar, sí, de vez en cuando. Desde que decidí prescindir de la “cosa política” me quedé sin el 80% de mis ideas.

    7. Luba y los cuervos. Uno no se puede fiar ni de las frutas que penden del árbol.

  6. Johnymepeino dice:

    Piensa menos SF y bájate de la peana de una vez coñe, contamínate de humanidad que pareces un sobre de semillas envasadas al vacío, toda la vida esperando “el momento oportuno” pero tu código de barras está a punto de caducar.

  7. John Doe dice:

    ¿Observar no es una forma de erotismo? En todo caso encuentro mi posición perfectamente satisfactoria, al menos dadas las circunstancias.

    Semillas envasadas, contaminación, muy bueno, pero ¿se te ocurre que eso es posible, en mí o en cualquier otro?

    *Supongo que el asunto del barrido es subjetivo; no obstante, lo mantengo, desde luego. Aunque sonreí mientras leía, como de costumbre.

  8. Eriwen dice:

    Me ha parecido triste, pero me repateo que haya muerto el gato

    Asesino!!! snif snif

  9. Eriwen dice:

    Acabo de releer mi comentario y me pregunto si estaba bajo los efectos de algún tipo de estupefacientes sin saberlo.

    Este es el comentario bueno:

    La historia me ha encantado, me ha parecido triste (eso momento en que el gato se deja hundir) pero preciosa. Una gran historia

    Y ahora venía la parte chiste porque me gustan mucho los gatos y hubiera preferido que se muriera el pájaro eso.

    Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: