Posteando al estilo WEB 2.0 (I parte)

Al igual que existen hurrican-hunters (cazadores de huracanes), existen bloggers que nacieron con un código de barras en el culo en el que ponía :”Nacido para gurú”. Cuando asomo el hocico por la ventana de mi pc p miro las esquinas más remotas de la blogosphera encuentro flashes de horror en la blogosphera hispana, esos “Bloguito-Palomitas” que han creado el estilo de postear denominado Web 2.0, en adelante “guebdos”.

Resulta fácil acabar hasta los “guebdos” de los bloguitos palomitas. Su estilo de posteo suele comenzar tal que así: “Aunque el New York times suele dedicar a mi blog un par de artículos todas las semanas…” “Estaba anoche haciendo zapping, cuando descubrí en la CNN un debate sobre uno de mis muchos e interesantísimos posts sobre accesibilidad…”. “Me encontraba esta tarde en mitad de un atasco (momento que aproveché para concder una entrevista a mi espejo retrovisor…”. Y así hasta el infinito.

Podría decir, como el famoso comentarista deportivo Manu Sánchez: “Si Boris Beckam quiere aprender a hablar español, tiene que ir más a la Plaza Mayor a comer bocadillos de calamares”. Lo cual es tan estúpido como decir: “Si quiero aprender inglés debería ir con más frecuencia a Hollywood Foster’s a comer hamburguesas”. En cambio, prefiero asegurar que pasandome el standar por los “guebdos” seguiré buscando thrillers instantáneos de mi ciudad para mis posteos: Ver bajo una tormenta de primavera a un individuo bajando del auto y acosar a dos subsaharianas cuarentonas, mientras se toca la entrepierna en plan “Aquí traigo vuestra cena”, o un grupo de adolescentes pijos y con melenita esconderse nerviosos en algún pub del barrio del Carmen perseguidos por la pasión y un grupo de skinheads, o la discusión a las cuatro de la madrugada de una pareja de mendigos desarraigados recogiendo cartones junto al contenedor donde su hija llora de hambre sin que les preocupe lo más mínimo porque están abroncándose sin piedad uno al otro.

Mucha gente que navega por la red y por mi calle o se asoma a la ventana del pc o a la que muestra la ciudad mojada por estas escenas que causan mi tormento, no ve este tipo de cosas, intenta quedarse con lo “standar” de nuestra sociedad pasandose el sufrimiento y el dolor por los “guebdos”. En cambio, la puta farola que me ha desvelado esta noche, se eleva sobre mi vida como un cíclope cuyo ojo de fuego taladra mi espíritu con ganas de griego social mientras bloguito-palomitas echa un vistazo a las azoteas y se pregunta: “¿Qué percentaje de visitas a mi blog habrá provocado la tormenta?

, , , , , ,

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: