Noche de Reyes

Esta noche vienes los Reyes Magos. Por razones del guión me tocará ver a unos cuantos. Mañana vendrá la chiquillería ansiosa cuando me escuchen por teléfono “En la terraza me han dejado unos juguetes…¿Los pedisteis vosotros?”. Nunca empleo la palabra regalos, huele a Corte Inglés, mercadería. Los Reyes Magos traen sólo juguetes y cuando los niños ya no tienen edad para recibir juguetes se acabaron los Reyes Magos. Algo distinto es el la tiña, la malícia (y la ojeriza de la Ojirris y sus carroñeros) de empeñarse a toda costa en romper la magia de los Reyes Magos siendo aún muy pequeños. ¿Alguien vá por ahí rompiendo el encanto del ratoncito Pérez?. ¿Alguien ha publicado tesis doctorales sobre la imbecilidad del Señor de los Anillos?. Psicología evolutiva se llama: es bueno para los niños esos juegos de fantasía. Además, con los tiempos que corren es aleccionador descubrir que nuestros hispanos Reyes Magos representan la multiculturalidad: Jafetitas (europeos), Semitas (orientales) y Camitas (africanos). Vaya, un poco más y les aplican la Ley anti terrorista. ¿Acaso alguno de ellos no parece Ben-Laden?. Pues mejor.Por otro lado, y esto no es mío, ya sabeis que lo que distingue a nuestros Reyes Magos del estúpido y norteamericón Papá Nöel, es que Los Reyes Magos hacen gala de una discreción encomiable. Vienen de madrugada, pero cuando nos levantamos por la mañana… ¡Ya no están!. Vamos, ya firmaba yo para que las multinacionales de televisión y los holdings empresariales nos contuvieran al gordo jojojo y lo soltaran sólo la Nochebuena a condición de regresar al presidio al amanecer.
Mi secreto por fín: Mis ojos le están pidiendo permiso al cerebro para llorar, pero mi mente no se lo concede. Aún sigo escribiendo (lo he hecho esta tarde) cada año mi carta a los Reyes Magos. Nunca me han traído ese regalo que siempre les pedí. Este año… ¿acaso el último?… me ha costado más esfuerzo volverlo a escribir. No sé, pienso que de algún modo podría acontecer. O tal vez, y esto me apena, el secreto morirá conmigo. Mi misión es esperarlo con anhelo, con cariño, emocionado, como el primer año. Está bien así.
Anuncios

16 Responses to Noche de Reyes

  1. Ulises dice:

    la vida se compone de una gran dosis de esperanza y soñar con imposibles. tus sueños son tu identidad propia e intransferible.
    enhorabuena por tenerlos!

  2. Marta dice:

    ¡muerte a Papa Noel!
    Que viva los reyes magos. estoy contigo

  3. magin dice:

    Me gusta. 🙂

    Un saludo

  4. DaNiTo dice:

    Yo soy más de los Reyes Magos, que por cierto, ya… FELICES REYES.
    Recordemos que Papá Noél está inspirado en San Nicolás, lo que luego un autor fue cambiándole el aspecto y tal y tal.. Te pongo un enlace de un blog de uno de mis mejores amigos: http://euler.fmat.ull.es/~frodo/wordpress/?p=278
    Y como él mismo recomienda, leánse el artículo entero: http://es.wikipedia.org/wiki/Papa_noel
    Un saludo ^_^.

  5. d dice:

    Tienes razón en cada una de tus palabras aunque yo dejaría en paz al gordo, allá él con su disoluta vida. Es una pena perder la ilusión, no pierdas eso, que, como bien has dicho es tu misión y el puesto no se abandona hasta la muerte, jajaja.
    ¿Puedo robarte una foto para hacer un enlace a tu blog?. Hazme una visitilla para responderme, andaaaaaaa.

  6. velice dice:

    Estoy muy de acuerdo cuando dices que hay gente con malicia que destroza los sueños de los niños. A mi me lo dijo el padre de mi vecina, que como a ella (de mi edad) se lo habían contado en el colegio y no lo iba a disfrutar más, pensó que ya que estaba me “jodía” a mi. Y lo hizo… Hay que ser ruín y mala gente como él para hacer algo así…

    Creo que los niños han de disfrutar de esas cosas lo máximo posible, dentro de un límite claro. Pero a la gente que va fastidiando a los niños me gustaría poder meterla en una habitación oscura y darles una paliza…. Ains… es que esas cosas me ponen de mal humor…

  7. Nepomuk dice:

    Veeeeeeeenga…esta bieeeeeeeeeeen… hala, este año he puesto un telegrama a Baltasar por ti y te traen al ansiado regalo.

    Ehm… ¿la querías rubia o morena?

  8. Nepomuk dice:

    Por cierto…¿esto no estaba lleno de motivos navideños? ¿he soñado? ¿debo dejar el hachís para bienes puramente medicinales? si…más bien sí…

  9. Para, creo que voy a vomitar dice:

    Espéralo como un niño espera sus juguetes. Ese es el secreto.

  10. magin dice:

    mmmm Me gusta la segunda parte!! 😉

    Un saludo.

    Pd. como no se cual es ni la primera ni la segunda, decir, que está bien donde hablas de los reyes magos. 🙂

  11. titto dice:

    quiza cuando dejes de anhelarlo… lo tengas.

  12. Kilian dice:

    Johny, tienes razón…la ilusión debe mantenerse siempre. Yo también escribo carta, y toda mi familia. Nos parece muy bonito, y además tienes razón en no querer que a los niños se les prive de esa ilusión tan pronto…sí señor, mola.
    Espero que ya tengas en tu poder aquello que siempre has querido, y si no es así…ánimo, ¿vale? Tú sigue escribiendo carta todos los años…
    Por cierto…¿te puedo pregntar qué es lo que quieres? Podriámos hacer un fondo común y regalártelo nosotros…:)
    Venga, un abrazo.
    (Ah, por cierto, acabo de ver el comentario que me pusiste en mi post “Navidad” y te lo he contestado. Cuando quieras puedes pasarte y leerlo).
    Venga, un abrazo…

  13. Azusa dice:

    Hay veces en las que nada te ayuda, ni siquiera una carta llena de ilusión…

  14. Grito Silente dice:

    somos dos, esos pinches reyes magos carajo nunca traen nada, bueno en mi Colombia no se le piden los regalos a los reyes magos sino al niño Dios, claro que Santa Claus esta ganando terreno, pero juemadre vida ya le envie mi dirección a todos, san Nicolas, Santa claus, los reyes magos, el niño Dios, la luz de oriente, pero nada de nada, mi direccion es Cr 113 # 83a-61 int 6 apto 504 en Bogotá – Colombia, pero estos hijos del carajo nunca me traen nada, entonces que toca hacer pues quejarte y escribir blogs estupidos por que esos imbeciles nunca traen libros para distraernos y dejar de pensar guevonadas…

  15. Seyo dice:

    Eh, menos críticas a Papá Noël, que no es sólo norteamericano. Y además, siempre me ha caído mejor que esos reyes puñeteros a quienes se les ocurre venir justamente el último día de vacaciones. Eso es mala leche.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: