Es geht mir gut

Como todavía no quiero mostrar las vistas que tengo desde mi ventana cuando me siento delante del portátil a escribir cosas que nunca postearé, he subido esta imagen tomada esta misma tarde cuando salía del portal de Gumer. Por extraño que parezca soy un enamorado de estas tardes de cielo cubierto, llovizna intermitente, frío que cala ante los huesos y la sorpresilla de dos mails ¿Estaré soñando? en mi buzón de correo. Era algo que no ocurría desde la vuelta de vacaciones. Juwin, que aunque es de Malasia me ha escrito en un inglés level 0 (el único que entiendo) me envía la beta del Messenger 8. Debe ser impresionante eso de estar en tu casa calentito y en tiempo real hablar con una persona que se encuentre en su casa calentito en uenca, Zamora o Jaca. Así, sin mojarse, sin pasar frío, y… ¡cómo no!… sin compromisos. Debe estar bien. Disfrútelo quien lo tenga. NO, EL MESSENGER NO, la lista de contactos llena. Ja,ja,ja….

El otro me ha entristecido pero es verdad. El amigo Vergara ha empezado su andadura como blogger después de darle el coñazo durante todo el otoño. Prefería seguir dejandome sus folios a leer cuando subo a su casa, pero soy tan mediocre y sus textos me parecen tan brillantes que lograba ponerme en crisis y casi avergonzarme de tener yo un blog y él ninguno. Siempre suele escribir de amor y la verdad, me encanta. Amores amargos -vaya como los de verdad- pero es que el tío los llena de reflexiones suyas sobre lo que somos los seres humanos que si pudiera le editaba un libro.

Se acaba el otoño (Síp, porque ya es Nochebuena en el Corte Inglés), las listas de los foros están llenas de gente apuntandose a las cenas-quedadas de diciembre. En otros alojadores de blogs ya están organizando “messengersmultitudinarios” para colofón de este año que se acaba. Y yo, incorregible, prefiero seguir perdiendome a hurtadillas por esos blogs humildes, modestos, donde la gente indistintamente de la edad, sexo o nivel de estudios, llora la pena de Soledades que conforme se acerca el invierno va dejando mas abiertas sus heridas. Yo animo, ved que mi soledad se siente acompañada, que la considero inolvidable por tantos placeres que me otorga y tantos sinsabores que me ha evitado. ¡Qué poco nos queda “año”! y sin embargo aquí estamos, disfrutando del fuego del hogar, de la soledad y del cielo encapotado. Besos.

Anuncios

2 Responses to Es geht mir gut

  1. ribbiticus dice:

    just dropped by to say hi via neo. seems like a storm’s headed your way per your picture. 🙂

  2. angelux dice:

    Bonita foto tambien amigo, extraño esas nubes q estan a punto de llover XD aki en Lima nunca llueve, jejeje, Gracias x tu visita, saludos desde el Perú.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: