Todos mis santos. Todos mis difuntos.

Encender velas en memoria de los muertos. Los centenares de pálidas llamas de las velas de las tumbas forman bellas figuras en la nieve y dan un ambiente denso al paisaje. También es corriente poner flores y coronas en las tumbas ese día. Un tiesto de brezo en flor se conserva bien incluso al frío. A medida que la noche tiende cada vez más su manto a lo largo y ancho del país, se encienden velas en los cementerios.

Primer día de invierno. En el sur del país, para Todos los Santos, tienen que estar listos todos los trabajos exteriores y, en el norte, ese día es considerado como el primero del invierno. Si el tiempo lo permite, las pistas de esquí del norte de Suecia inician la temporada. Hasta hace algunos años, las tiendas cerraban en esa fecha. Aunque eso se haya relajado ahora, la mayoría de los suecos no trabajan y, con excepción de la visita al cementerio, son muchos los que permanecen en casa, se relacionan con la familia y preparan una cena por todo lo alto. Muchas iglesias organizan también conciertos en esa fiesta.

Desde el año 731, el 1 de noviembre se celebró en memoria de los santos de la Iglesia que no tenían su día especial. Desde el siglo XI, el día 2 de noviembre se dedicó a los muertos normales, con el nombre de día de Todos los Difuntos. Tenía una fuerte raigambre entre la gente, que lo celebraba con misas de difuntos y toques de ánimas. Con la reforma protestante fue, sin embargo, abolido. En 1772, el día de Todos los Santos fue cambiado al primer domingo de noviembre y, en 1953, al sábado entre el 31 de octubre y el 6 de noviembre. El 1 de noviembre siguió llamándose día de Todos los Santos. En otros tiempos, el adorno de las tumbas se hacía para Navidad, y entonces se encendían arbolitos de Navidad en las tumbas de niños. Sin embargo, en el siglo XX se empezó a encender velas en las tumbas de los difuntos el día de Todos los Santos.

Después de la Segunda Guerra Mundial, esa costumbre se fortaleció y difundió a partir de las tierras ribereñas del lago Mälar, en el centro-sur de Suecia. Entonces se empezó a celebrar también misas de luces en las iglesias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: